PODOLOGIA INFANTIL

Corregir las alteraciones o deformaciones de los pies de los más pequeños de la casa es de vital importancia. La razón es simple: si actuamos cuanto antes, evitaremos problemas mayores.

Cuidando los pies más pequeños, podología infantil

El pie de los niños es diferente al pie de los adultos. Las estructuras óseas de los niños están en constante cambio y crecimiento, los huesos son blandos y pueden lesionarse con mayor facilidad. Debido a que las alteraciones de la infancia pueden tener repercusión en la vida adulta, es imprescindible que actuemos a tiempo para resolver el problema de forma rápida y eficaz.

Los problemas que presentan a edades tempranas pueden ser congénitos o bien, adquiridos por un desarrollo que no sigue los tiempos adecuados para cada estructura de la extremidad inferior. La edad apropiada para visitar al podólogo, siempre que no hayan existido señales de alarma previos, es sobre los 4-5 años de edad.

Las patologías más comunes que encontramos en los pies de los niños son: dedos que se montan encima de otros, papilomas, uñas encarnadas, alteraciones de la marcha, pie plano, marcha en equino (de puntillas), etc… Otros motivos de visita al podólogo infantil son: el dolor en los talones, inestabilidad, verrugas plantares…

El podólogo será el encargado de aplicar la solución más conveniente a cada tipo de problema que presente cada niño en la extremidad inferior.

Los tratamientos más empleados en la podología infantil son: plantillas ortopédicas, férulas, ejercicios y estiramientos, botas especiales.

¿Cómo detectar si tu hijo tiene el pie plano infantil?

El pie plano infantil se define como la ausencia o disminución del arco interno del pie. Esto conlleva a que los niños caminen apoyando toda la planta del pie cuando, en realidad, sólo deberían apoyar la punta, el talón y el borde externo de los pies.

Las causas son muy variadas, puede aparecer por una mala alineación ósea, por una alteración genética o una mala postura infantil.

Ante la posibilidad de que nuestro hijo tenga esta patología se recomienda que acuda a la clínica de podología para realizar un estudio biomecánico personalizado, servirá para hacer un diagnóstico precoz y ofrecer al niño el mejor tratamiento.

La salud de los más pequeños es primordial, cuídalos!!